Fabricar marca propia en China

Jul 26, 09:39 hrs.

Anteriormente, hemos mencionado las ventajas de fabricar con marca propia en

Anteriormente, hemos mencionado las ventajas de fabricar con marca propia en China como importador para obtener una ventaja competitiva respecto a nuestra competencia.

Si nuestro objetivo es únicamente competir en precio con un producto de marca de distribuidor, comprar de China en pequeñas cantidades no lo conseguirá. Por este motivo, los pequeños importadores que trabajan en un proyecto de marca propia tienen más posibilidades de lograr el éxito. Hablaremos de las razones en este artículo.

Durante nuestra experiencia, hemos recibido cientos de proyectos, los cuales van enfocados en comprar un pallet de algún producto chino de marca de distribuidor, y más tarde venderlos por Amazon o en cualquier plataforma similar. Desde el minuto uno desaconsejamos este tipo de negocios, ya que, independientemente de que finalmente tenga éxito o no, nuestra experiencia previa en compras en China nos dice que las posibilidades de  tener un buen márgen de utilidad son mínimas.

En cambio, si en vez de comprar un pallet, somos capaces de comprar de China contenedores completos, entonces la cosa cambia. En este caso, si es posible que el importador sea competitivo en precio, siempre y cuando haya realizado un trabajo previo de negociación y gestión de compras e importaciones en China.

Cantidades mínimas exigidas por los proveedores chinos

Las cantidades mínimas exigidas por los proveedores chinos. Aquí, lo primero que debemos hacer es definirnos como compradores, es decir, conocer cuál es nuestra capacidad de compra en China. Esto dependiendo de la industria de nuestro producto y la capacidad de distribución, es posible que se adapte a nuestras necesidades, o no.

Aunque en plataformas como Alibaba, prácticamente se puede encontrar proveedores para cantidades desde 1-5 unidades, en la mayoría de las ocasiones esto no será un buen negocio. 

Las ventajas e inconvenientes de crear una marca en China son:

Ventajas:

  • Producto que se identificará con la imagen que queremos dar al consumidor.
  • Un producto único, el cual solo podremos comercializar nosotros.
  • Se podrá vender en el mercado por un precio superior a un producto similar de marca de distribuidor.
  • Mayor margen comercial.
  • Embalaje personalizado.


Inconvenientes:

  • Los proveedores chinos nos exigirán un MOQ (pedido mínimo de compra). 
  • Los proveedores chinos nos exigirán una serie de gastos para moldes y herramientas.
  • Un mayor desembolso en la primera importación.

Estos inconvenientes en realidad representan una mayor inversión inicial, debido a que tendremos más posibilidades de recuperarla creando una marca propia a comparación de comprar productos de China en menor cantidad de una marca que ya existe. 

Diferentes tipos de industrias 

Un ejemplo muy común lo vemos en la industria textil. En ropa de niño, importar de China 2 o 3 metros cúbicos de uno de estos productos, realmente no termina siendo rentable. Debido a que los precios que vamos a obtener en china no van a ser realmente competitivos por ser un volumen pequeño. Por lo tanto, cuando acabemos de pagar los aranceles, IVA, recargo de equivalencia (Autónomos), transporte, aduanas, y envío hasta nuestro almacén y todo el proceso de importación desde China, el precio unitario del producto será mucho más elevado que si los compramos a un distribuidor nacional.

Esto es una realidad. Por esta razón, como agentes de compras en China, aconsejamos a nuestros clientes desde los inicios teniendo en cuenta proyectos que han fracasado anteriormente.

Esto no quiere decir que importar volúmenes pequeños no sea rentable, sino que existen una serie de industrias las cuales no se adaptan bien a las pequeñas compras en China.

Actualmente tenemos muchos clientes que importan entre 1-5 metros cúbicos de mercancía cada ciertos meses, y venden sus productos de forma eficaz y obteniendo márgenes realmente buenos. Pero, para llegar a este punto hay que hacer un buen trabajo previo.

Debemos tener en cuenta, que no es tan sencillo como llegar y crear una marca en China. En la actualidad, debido a la gran competencia que existe en prácticamente cualquier industria, hay que ser muy original y conocer bien el producto que queremos fabricar en China y el mercado al que nos dirigiremos. 

Entendido esto, los proveedores chinos te van a fabricar prácticamente cualquier producto, independientemente del grado de personalización que tenga.